31 marzo, 2010

EIVS IN OBITV NRO PRÆSENTIA MVNIAMVR

Non Draco Sit Mihi Dux.
Tengo miedo. Tiemblo mucho. -La niebla esconde lo que ni los dioses quieren ver.- Hoy hay niebla por todos lados, hay una espesa niebla. El chasquido de mis dientes me delata, no puedo esconderme y no hay para donde correr, ni si quiera sé si tengo piernas, ni eso veo. No las veo, no las veo y me desespero. Estoy justo en el medio de tanta niebla, no hay para donde correr, estoy aterrado, cada paso que doy creo me acerca a miles de cosas extrañas, precipicios, cuevas, surcos, zanjas, ríos con corrientes fortísimas. Algo me persigue, hay algo ahí, oigo su respiración, oigo sus pasos, lo oigo, lo oigo, ¿qué es?, ¿qué eres?, ¿quién?. No hablo porque no puedo, nada saldría de mi boca con tanto miedo que siento. Me detengo un segundo a pensar y siento su respiración en mi nuca, siento que está extendiendo sus brazos, no sé que es, tiene dientes, tiene aliento, tiene boca y labios. Lo único que hago es sentir tremendos escalofríos y alzar los hombros y la cabeza. Cierro los ojos y lo siento moverse, estoy temblando, sí tengo piernas, las siento a punto de desvanecerse, está muy cerca, no me toca pero su aliento ya no está en mi nuca lo siento por sobre mi cuello tiene unos tremendos ojos, yo no quiero abrir los míos, siento su mirada, ¿qué eres?, ¿quién eres?. Su mirada es tremenda, pesada como el plomo, me respira encima, ahora, sobre mi nariz y boca, es más alto que yo y sus ojos, sus ojos. No puedo moverme, estoy paralizado, gritos quieren salir de mi boca pero ni eso puedo hacer, nada me responde, ni mis parpados, ¿qué es?, ¿quién?. Sudo. Sudo frío, abro los ojos y estoy sobre mi cama, todo me responde, me incorporo y abro los ojos, hace mucho calor, aquí, en mi cuarto y yo sudo frío... En mi casa cantan, trompetas y guitarrones, desconocidos y conocidos, -Una más- oigo por ahí, me paro, voy al baño y regreso a dormir con todo y el bullicio de los mariachis que me despertaron de mi eterna y frecuente pesadilla.
Yo solo tengo dos sueños recurrentes uno muy bueno, uno muy malo. En el bueno; vuelo en cielos hermosos a veces de noche, a veces de día, otra veces tengo compañía. El malo; es lo anterior, sin variaciones, sin variaciones. Nunca lo veo, nunca.
Crux Santi Sit Mihi Lux.

Hola

Estaba apunto de sacar el coche del garage. Me senté, acomodo el espejo retrovisor, inserto la llave, giro el switch, meto el clotch, volteo para adelante y ella estaba parada frente a mi, todo duró un segundo. No sé cómo explicar que justo cuando yo levanté mi cabeza, ella me estaba viendo y en sus labios, así sin voz, leí -Hola-, siguió caminando y yo solo le sonreí esperando ella hubiera visto mi sonrisa, saqué el coche y con mi mente, la vista y todo la seguí unos segundos hasta que frené, metí la reversa y me estacioné, sin dejar de verla caminar, ella no volteó, solo continuó caminado. Vive a diez casas de la mía, del mismo lado de la acera, tiene diecinueve años, tez clara, pelo castaño obscuro y un lindo hijo de escasos tres meses. Es la segunda vez en mi vida que medio-cruzo palabra con ella, la primera vez, fue en una posada en su casa, hace como tres años y le dije -Gracias-, en ese entonces le tocó sonreír a ella. Me da risa, cómo uno recuerda esas cosas tan usuales, todo el asunto es digno de olvidarse a los tres segundos de haber pasado, pero yo escribo entradas con esto.
Gracias (te toca sonreir de nuevo).

29 marzo, 2010

El búfalo de la noche.

Desgarré la sábana valiéndome de los dientes y me llevé el trozo de tela con su sangre.
ARRIAGA, Guillermo. El Búfalo de la noche. p. 47-50.

Tijerillas otra vez. Hacia mucho no las veía y también hacía tiempo que no había querido meterme en la obscuridad, bajo mis sábanas. Miles de noches pasan a diario y no las notamos como si fueran solo noches, como si fuera lo más natural llegar a la noche, ¿y no lo es o si?.

Mucho tiempo pienso en la locura y el amor. Locura que desgarra sábanas, amor que deja manchas de sangre. Locura que te interna en manicomios desconocidos, amor que te lleva al mismo motel incontables veces. Locura que te hace ver tijerillas saliendo por entre las uñas, vomitarlas, miles de ellas, amor que te hace engañar a todos, engañar al amor con la hermana de tu mejor amigo.
Locura, amor. Amor, locura. Lo cura el amor. Locura el amor. Ah-more locura.

El búfalo de la noche en el hombro y con tinta azúl, por favor. -Yo quiero lo mismo, aquí en el brazo también. Ponlo ya, presiona la aguja, pon la tinta, viertela toda, azul porfavor-. El búfalo de la noche, el búfalo de la noche. Él búfalo de mi noche.

Carl Zeiss

Foto.
Sonrie, foto.

(Un momento de silencio, sonrisa, estática, click y el famoso flash)

-Veamos nuestras sonrisas eternas,
brillantes, impresas,
pausadas, inamovibles; sonrisas.-

Me intriga, la mayoría de las veces, cómo es que tus ojos logran ver así el mundo y me vuelve loco cómo es que, desde siempre, se detiene el tiempo para ti, para ustedes. Me impresiona, que se rinda así nada más, fácil, como detenerse a ver la hora del reloj pulcera (12:57AM) o como sentarse en la arena, de esa que se sabe le dió el sol todo el día y aún ahora, que ya es de noche, se pega calientita, humeda y de nuevo calientita. Así de fácil se te rinde el tiempo, como el tacto.
Me impresiona, como se te inca, tontos todos los demás que no lo notemos. Nunca lo pierdes y todo te asombra aún, todo te maravilla aún y nos haces asombrarnos y nos haces maravillarnos y aún nosotros pensamos que algún día pararás de asombrarte, pero no lo haces y no lo hagas, no lo hagan.

Yo, que muchas veces te veo de lejos, me alegro más de tenerte cerca, agradesco tanto tenerte cerca, tenerlas, y lo sabes, el tiempo lo rindes a tus pies aún, todavìa, ahora, diario... sólo que ahora son complices, ustedes dos, inseparables, inagotables, uno para el otro, el tiempo y tú.

En ese momento que posamos,
ese instante detenido,
ese tiempo contenido en un papelito brillante,
es
nuestra
vida...

De
sonreirnos,
uno
al
otro.

23 marzo, 2010

La velocidad de la luz.

Noches como ésta. Como aquella.
Noches de ida. Noches de vuelta.
Noches fijas. Noches colgantes.
Noches negras. Blancas. Rojas. Verdes.
Noches sin dormir.
Noches frías. Templadas. Calurosas.
Noches de día. Noches de noche.
Noches de lluvia. Y truenos.
Noches acostados. Noches caminando.
Noches sin despertar.
Noches viajando. Noches cantando.
Noches tomando. Es decir, bebiendo.
Noches leyendo. Deborando.
Noches de música. Pensamiento.
Sin noches.
Noches con sonidos de coches. De trenes.
Noches de estar lejos. Otra vez trenes.
Noches de amigos y hermanos.
Noches, así nada más. Noches.
Con noches.
Noches de luces. Azules. Rosas. Amarillas.
Noches largas. Noches cansadas.
Noches primeras. Segundas. Noches terceras.
Noches. Tercas. Buenas noches.
LUZ.
Que venga la luz.
(Ahora)
LUZ.
(Viene la luz)
LUZ.

22 marzo, 2010

De aquí para arriba.

____________________________________________________
Ésta es la linea, mi linea, y con ella separo mi ayer y mi hoy.
Adiós ayer, adiós.
Te dejo libre, vuela lejos de mi (muy lejos, si no te molesta).
Hoy es mi día, mi tiempo, mi vida y mi blog.
Ésta es la linea, la raya, la recta. Te divido, te separo y me arreglo.
Adiós bello ayer, hasta pronto, hasta luego, adiós.
Ésta es la linea, mi linea, y con ella separo mi ayer y mi hoy.
Hoy es mi día, mi tiempo, mi vida y mi blog.
(Para leerse con mucho drama incorporado, es decir, se requiere practicar y feeling teatral)

19 marzo, 2010

Sofía

te dedico lo que queda de nuestras tardes soleadas en tú patio tracero toma todos los trozos de pastel de cumpleaños toma lo que queda de mis manos en tu piel lo que queda de mis pies cansados por subir la estación auditorio por todas las tardes en el sillón de colores por nuestras tardes tirados en el piso de tu sala por tus trufas maravillosas por las pinturas de tu cuarto por mis pulceras hechas a la medida y por la tuya malhecha por mi a la medida también por tus chistes y pretenciones de dominar al mundo como reina soberana por tus exámenes finales-extraordinarios en el AMG por tu entonces eterno cigarro y las donitas que hacías pasar por enmedio de otras por valle de bravo miami y los peces koi por las mañanas de eurocopa e Ibrahimovicccc por los miles de polvos picositos de la alacena y las tasas de animalitos en la cocina por tus hermanas y las mías por las veces que jugaste con max por mi emoción por el conejo gordo y sus zanaorias por todoas los cuatro de agosto de ahí a mis cartas que son tuyas mis cartas que siempre lo fueron pero hoy son más tuyas pues las recuerdo ahora mismo las cito las pienso las tengo también y desde "regalame un columpio junto al tuyo" hasta "debí haberme portado muy bien en mi vida anterior porque te encontré en ésta" cosas que dice uno cuando se está enamorado eso no se olvida fácil así sin puntos ni comas sin más que decir sin más que ver sin más que contar sin más que hacer sin más que temer sin más que tropezar sin más que perder sin más sin más sin más aún hoy aún ahora te siento mucho en elmi corazón Sofía ahora no me queda mucho de ti fisicamente pero tú y yo lo sabemos aún hoy aún ahora tendrías mi corazón especialmente mi corazón cualquier día de necesitarlo
El tiempo es extraño ¿verdad? Hasta pronto, extraña.

15 marzo, 2010

.oirartnoc ol obircsE

.emreel a revlov euq renet on arap ,sever la obircse oY

(existió más texto al revés pero fue retirado por el autor)
Nadie nos explicó la terrible prisión en que aprender a leer nos metería, ahora uno no puede ir por el mundo sin dejar de hacerlo, no funciona decir que no se puso atención, con pasar los ojitos por las osadas letras se entiende, se lee. ¡Qué difícil es no dejar de leer!. Sueño con letras que son ininteligibles cuando se esté triste o indispuesto. Había que saber que uno iba a estar cautivo a las letras, pero no las de otros, cautivo a las propias.

Mis letras son los ojos de mi alma. Mi alma, sin ojos, que a veces es manos, a veces es boca, oídos o voz, y cuando no es piel, ni labios, mi alma es aire. Seguido la saco, la estiro y la pongo aquí a secar y aún así, ¿no quieres acabar de leer?.

Hay fuego en el cielo.

Tomé un paraguas, salí pronto de la casa. - El cielo verdaderamente está en llamas - pensé. Todo es rojo, hay luz por todos lados. La tierra hierve y caen despacio trozos de lo que un día fue cielo azul, ahora son plumas ennegrecidas por el fuego. Corro con mi paraguas, me protege los ojos contra la luz del cielo, no sé si es el sol, no sé si es la luna, de día o de noche el fuego en el cielo se ve igual. Camino buscándote, respiro buscándote, sigo buscándote, fuego buscándote. Todo lo que veo se quema o está por quemarse y en este instante es cuando pienso; es extraño, no veo a otra persona, personas, gente, no hay. Es raro, pero no había por qué extrañarse, digo, para mi solo sería gente, en cambio si te encontrara pronto, la gente, ya no sería gente, solo serían extraños.

La verdad es que no sé que tan lejos estés, no sé cuanto pueda durar mi viaje, no sé si al encontrarte, de nuevo, quieras tomar mi mano, de nuevo. Lo único que sé de ti ahora... is your name.

09 marzo, 2010

¿Te ves o no te ves?

Abre los ojos.


Ábrelos y admira, no digas nada aún. Siente el dolor de tanta luz entrando directa. Tanto ardor, que tengas, que parpadear con lagrimas en los ojos, tantas llamas, tanto fuego, ¡ah!, tanto sol. Mira como se someten todos a su presencia eterna, fija, resplandeciente, calurosa. Entiende, nunca termina, ni cuando es de noche, ni cuando es de día.

Ábrelos y admira. Pero no hables, aún.
Siente la furia,
el cielo en llamas,
el tiempo en llamas,
la vida en llamas.

07 marzo, 2010

Godspeed.

Una vez que empiezo no paro, no me detengo, no termino, no finalizo.

Me dueles, especialmente tú, porque eres ciega, porque te cierras. Lo quieres todo, no quieres nada y de ninguna cosa aceptas consecuencias. No entiendes lo que siento, no entiendes lo que vivo, no entiendes lo que quiero, no entiendes lo que pienso, no entiendes lo que tengo, no entiendes nada de mi y no quieres entender ni una pisca, ni un ápice, ni un micro, pico o nano.

Para que entiendas y a lo que voy, es que tú eres quien me sacó, tú eres quien me hirió, tú eres quien me dejó, tú eres quien habla mal de mi, tú eres quien me traiciona, tú eres quien tiró abajo todo, tú eres quien me pisotea cuando te besas a mi vista. Tú serás, quien se tenga que arrepentir y lamentablemente, todo pinta a que, entre otras cosas, ni eso pueda esperar.

Yo nada te debo y aún así, todo de mi, lo tienes... Pero eres ciega, te cierras y te engañas pensando que lo que haces está bien y buscas mil justificaciones y las encuentras y te engañas de nuevo y te engañan. Y te gusta esa vida.

¡Buena suerte! yo ahí no voy ni por ti, ni por nadie.
Si algun día sales y tienes cara para buscarme, yo tendré cara para ti, siempre.

04 marzo, 2010

Unplugged forever

Acústico. Hablame en acústico, por favor.

Tu hablar desordenado me aturde
y como para mi es imposible entenderte de cualquier modo,
hablame en acústico,de menos si no te entiendo,
se escucha bonito.

Enternece, agudiza, entona rápido la voz,
¿qué no ves que duele oirte de otra forma?,
¿qué no ves que hiere tu forma de hablar?.

A mi, de verdad,
hablame en acústico.

Tienes tus momentos, hay que decirlo,
cualquier día harías de un arrullo, metal.

Tuviste mejores épocas,
gracias por la que me tocó.

Pero recuerda...
en acústico.

02 marzo, 2010

01:05 a.m.

A ésta hora le gente quiere dormir, más si es lunes. Pero dime, qué te da más satisfacción que saber que, en el mundo, alguien escribe sobre cosas que considera le servirán a alguien más, algo así como; zapatos olvidados o paraguas perdidos, libros abandonados o pinceles secos por pinturas en desuso, como cobija en invierno, agua en el desierto, sombra en el trópico, aire en el fondo del mar. De algún modo, darte cuenta que quien escribe el mundo no eres tú, como tal, es muy bueno, relaja de muchas formas. Él solito lleva su ritmo y se regula solito, sigue y seguirá existiendo sin si quiera pedirnos permiso. Al final todo lo que se queda aquí es olvidado, tarde o temprano, pero deja marca en lo que será la vida allá, donde sólo pasan aquellos que sean como niños, ahí nada es olvidado, todo es vida.